Oporto

Oportoando – Guia de Oporto

Oporto header image 3

Playas de Oporto

Comienza la temporada de sol y calor y Oporto no es la excepción. Eso sí, la temporada de calor en Oporto es siempre mucho más llevadera que en otras ciudades europeas, por su cercanía con el océano y las frescas ráfagas de viento que llegan desde el oeste. Por eso mismo, debes estar preparado para conocer unas hermosísimas playas, de agua muy fría (la temperatura máxima es de 19 grados en verano) y una atmósfera llena de paz.

PLAYAS DE OPORTO:

Son las que están en la zona de la Foz, y en donde debes aprovechar para recorrer el bonito Paseo Marítimo (si hacéis clic aquí  podéis recorrer junto a un amigo el paseo en bicicleta), junto a la Avenida de Brasil, atravesando todas las playas de Oporto, pues están una al lado de la otra.

Estas playas son: Molhe;  Praia dos Ingleses; Senhora da Luz; Gondarem; Homem do Leme.

Todas tienen bonitos chiringuitos con comida, bebidas, sillas para reposar y mesas. Hay además en todas algunas rocas y mucho viento.

Cómo llegar: el autobús 500 (es el más adecuado pues va deteniéndose en cada una de las playas) o los autobuses 200 y 202. 

PLAYAS DE MATOSINHOS:

PLaya de Matosinhos

 

La playa de Matosinhos  es la que comienza  frente al Edificio Transparente y es una playa muy movida donde dictan clases de surf y windsurf. Está muy cerca también del Castillo o Castelo do Queijo.

Hay quienes prefieren irse hasta el final de la playa, donde hay un gran muro que ayuda a contrarrestar el viento.

Cómo llegar: se puede llegar con el metro estación “Senhor de Matosinhos”, y los autobuses 501 y 502. 

Playa de Leça: esta playa es famosa por las Piscinas das Marés, del arquitecto Siza Vieira. Vale mucho la pena conocerlas, la entrada es barata, y tendréis servicios de duchas.

Cómo llegar:  autobús 507.

PLAYAS DE GAIA:

PLaya de Gaia

Pasando el puente, justo frente a Oporto, en la zona de Gaia (donde están las bodegas de vino de oporto) está la playa de Gaia:

Lavadores: no muy distinta a las playas de Oporto y Matosinhos, pero suele haber menos gente y como hay tantas rocas, se puede tener relativa privacidad.

Cómo llegar: La recomendamos de forma separada porque es la última a la que podéis llegar con los autobuses de las líneas de Oporto con el autobús 902, o  el 11 de los autobuses de barrio que son más pequeños (para más datos dicen “Espirito Santo”) y están en la Rua Mozinho de Silveira, muy cerca de Sao Bento.

Las siguientes playas se van alejando de la zona que comprende la red de autobuses de Oporto, pero podéis llegar con el servicio de tren de cercanías, que se conoce como el Comboio Urbano, con la línea Porto-Aveiro.  Aquí les explicamos más al respecto.

Lavadores, Salgueiros,  Canide, Madalena, Valadares, Francelos, Miramar, Aguda, Espinho.

Este Comboio (tren) Urbano  se toma en las estaciones de Campanha o en Sao Bento (muy cerca de la Avenida da Liberdade).

Yo tengo un cariño especial por Espinho (donde para los interesados hay un Casino) porque es la playa de la infancia de mi padre, donde lo llevaban para curarlo de cualquier cosa. Según nos cuenta, en aquella época (estamos hablando de finales de los años 40) habían unos hombres especializados en sumergir a los niños en el agua hasta 7 veces. Con eso las madres aliviadas sentían que sus hijos estaban curados de la falta de apetito, las gripes y demás enfermedades. Cuando mi padre se reúne con sus primos aún lloran de la risa recordando lo gracioso y terrorífico de esos encuentros con el mar.

¡Feliz verano!